• Isbel

Ingenieros de la app uruguaya covid investigan herramienta Apple y Google para rastrear infectados

Los técnicos probarán el sistema en la app; el gobierno deberá decidir si lo adopta o no.



"Señor, usted estuvo en contacto con una persona que dio positivo a un test de coronavirus. Por favor, aíslese”. Un mensaje parecido a este podrá recibir en su celular un usuario de la aplicación Coronavirus UY en un futuro cercano, en caso que prospere la investigación que están haciendo los ingenieros uruguayos que trabajan en la app para llevar a la práctica en el país un software creado entre Apple y Google.


Ambos gigantes tecnológicos anunciaron hace dos semanas un sistema de rastreo, llamado “Contact Tracing” (seguimiento de contactos). ¿En qué ayudaría? A que los usuarios puedan saber si estuvieron cerca de alguien que fue diagnosticado. Al gobierno le otorgaría más información para levantar restricciones, aunque dependerá del Poder Ejecutivo la decisión de si esa tecnología finalmente se aplica.


En caso de que llegue a estar operativa, de todos modos es necesario que los beneficiarios den su aval en la app para poder ser rastreados, y además, habilitar la opción de Bluetooth para que el sistema pueda funcionar.


Cómo funciona

Cuando dos personas estén cerca físicamente (es decir, a pocos mertros), sus teléfonos intercambiarán por Bluetooth unos códigos identificadores. Es un número “anónimo”, único de cada smartphone, que irá cambiando cada cierta cantidad de tiempo. Eso hará que el teléfono guarde dos listas: una de los códigos propios enviados a otros dispositivos y otra de los códigos de teléfonos de personas con las que se estuvo cerca.


Así, si Juan y Melisa se encuentran en una plaza empezarán a enviarse entre sí esos números identificadores. Esas listas de códigos se subirán a la nube y la app sanitaria de cada país (por ejemplo, Coronavirus UY) las conocerá.


Google y Apple casi que no han explicado públicamente cómo funcionará el sistema. De todas formas, El sitio tecnológico The Verge informó que los usuarios descargarán los códigos de quienes hayan dado positivo de coronavirus una vez al día. Esos números se compararán con las listas que tenga Melisa y si se detecta que estuvo cerca de alguien diagnosticado de la enfermedad (por ejemplo Juan) se le alertará mediante una notificación que deberá aislarse y otros pasos para tomar recaudos. Lo que está claro es que ni Juan ni Melisa intercambiarán datos personales.


La tarea de la app uruguaya

Los ingenieros que trabajan en la aplicación CoronavirusUY, cuyas descargas han ascendido a más de 270 mil en menos de un mes de funcionamiento, están conociendo más sobre la herramienta.

Gastón Milano, gerente de Genexus que ha coordinado trabajos dentro de la app, aseguró que la “están investigando” y que luego de que Apple y Google la pongan a disposición de los desarrolladores, la van a mostrar a las autoridades. “Va a haber una decisión del gobierno que diga: ‘Lo vamos a usar o no lo vamos a usar’”, señaló.

La herramienta permitirá a las autoridades tener más insumos para “impulsar salidas controladas” al mundo exterior, agregó.



El debate por la privacidad

La herramienta que proponen no identificaría las coordenadas en donde los usuarios han estado. Por eso, los expertos se han encargado de establecer diferencias con la georreferenciación. “Se trackeará a los usuarios, pero no se informará sobre los lugares por los que pasó”, comentó Milano. Es decir, si un usuario estuvo en una plaza y se acercó a una persona con coronavirus, le pedirá que se aísle. Pero nunca le reportará que posiblemente se infectó en la plaza, porque la herramienta no lo registrará.


Si bien Google dispone de mucha información sobre los lugares donde han estado sus usuarios, esta herramienta no busca saber dónde está.


En este sentido, desde la app Coronavirus UY desestimaron incorporar una característica que había anunciado el ministro de Salud Daniel Salinas en una conferencia de prensa: la de georreferenciar a una persona, y alertar al usuario de que pasaron cerca. “No creo que se haga”, agregó Milano.


Al final de cuentas la herramienta funcionará bajo los mismos parámetros que cualquier aplicación que un usuario descarga: el servicio le preguntará si está de acuerdo con los términos y condiciones y el límite de qué tanto le informará al gobierno y a las empresas de tecnología lo determinará el propio usuario con su propio análisis de riesgo.


La importancia del Bluetooth

El sistema funcionará si el usuario tiene activado el Bluetooth en su smartphone. De no tenerlo, no servirá para nada. “Cada vez más los sistemas operativos lo dejan encendido”, comentó Alejandro Draper, experto en seguridad informática de la empresa Isbel.

Apple y Google anunciaron que utilizarán “Bluetooth Low Energy” (de baja energía), por lo cual la batería no se agotará rápido como sí sucede al utilizar un parlante para escuchar música. En esos casos, debido a que se transfieren mayor volumen de datos requiere que el celular esfuerce más su batería. Para el proyecto del coronavirus, solo se transferirán números.

Todavía no está clara la distancia que podría alcanzar. Según The Verge, este tipo de Bluetooth podría registrar conexiones de hasta 100 metros, pero depende mucho de las configuraciones que se hagan.


¿Hackeable?

Cada vez que se crea una aplicación, los ingenieros deben pensar en el peor de los escenarios. ¿Y si alguien logra vulnerar la privacidad de los usuarios?


Milano, de CoronavirusUY, cree que este sistema es “mucho más seguro” que algunos similares que han creado otros países del mundo en los últimos dos meses. El sello de los pesos pesados de la tecnología otorga más tranquilidad para implementarlo.


Draper dijo que la comunidad ya maneja posibles escenarios que la empresa debería pensar en estrategias para prevenir. Un ejemplo son los “ataques de correlación”. Y lo ejemplifica así: “¿Qué pasa si pongo una cámara en la puerta de mi casa y al lado un celular con la aplicación prendida y empiezo a monitorear a quienes pasan por ahí? Como tengo la aplicación prendida, si me llega la alerta del ministerio de que alguien dio positivo, me puedo fijar por la cámara quién pasó por ahí”, comentó. En ese caso, podría obtener la foto de la persona y divulgarla en las redes sociales.


Si bien no es una falla de seguridad del sistema, un uso malintencionado de la herramienta podría provocar problemas. De todas formas, sería muy engorroso implementarla. Draper también advirtió de los probables “falsos positivos” que puedan suceder. Personas que hayan sido reportadas como positivas, pero en realidad no lo eran. “Si la app te reporta alertas de que estuviste en contacto con estos individuos en una hora, se empieza a desestimar la gravedad y eso es peligroso”, comentó.

Fuente: https://www.elobservador.com.uy/nota/ingenieros-de-la-app-uruguaya-de-coronavirus-investigan-la-herramienta-de-apple-y-google-para-rastrear-infectados-202042311520

© Isbel 2020.