• Isbel

La revolución de los servicios OTT y la amenaza a los medios tradicionales



Pese a que disfrutamos de ellas a diario, muchos no saben con exactitud qué son las plataformas OTT (over the top). En concreto, este término alude a proveedores de servicios consumidos por intermedio de datos haciendo uso de las redes de Internet de cada país. A continuación hablaremos de las plataformas OTT de Audio y Video más populares de la red. Estos servicios constituyen un modelo comercial sustancialmente diferente de la radio o televisión tradicional, ya sea abierta o de abonados (cable). ¿Quieres saber más? Continúa leyendo y conoce quiénes lideran el rubro, las diferentes opciones de calidad a las que podemos acceder y más.

Principales servicios OTT a nivel global

YouTube

Creado en 2005, YouTube es la plataforma más popular del mundo a la hora de compartir videos. Hoy en día, permite crear y subir tus propios videos e incluso hacer live streamings, todo de forma gratuita.

Además, la compañía ya tiene listo lo que podría ser el golpe más grande a la televisión por cable: YouTube TV. Hablamos de un servicio de pago (35 dólares al mes) que incluirá cerca de 40 canales y permitirá tener hasta 6 cuentas por cada suscripción, pudiendo grabar -hasta por 9 meses- la programación que no puedes ver al transmitirse.

Aunque por lo pronto YouTube TV solo está disponible en 5 grandes ciudades de Estados Unidos, la expansión de la plataforma podría afectar de manera considerable a la TV por cable, teniendo en cuenta que -entre sus múltiples ventajas- el servicio permite mantener simultáneamente hasta 3 streams por cuenta.

Spotify

Spotify es el reproductor de audio por excelencia, cuenta con más de 100 millones de usuarios activos de los cuales 50 millones están suscriptos a la versión Premium. Permite reproducir más de 30 millones de canciones y podcasts tanto online como offline (esta última solo disponible para los usuarios Premium).

Netflix

Es sabido que esta exitosa compañía es una de las líderes del streaming pago a nivel mundial. Su número de suscriptores está a punto de llegar a los 100 millones, cifra que seguirá aumentando en los próximos años. Netflix partió como una empresa de arrendamiento de DVD por correo postal para luego dar el salto al mundo digital siendo una plataforma donde canales y estudios cedían su programación más antigua por un bajo valor. El éxito fue tal, que grandes compañías de entretenimiento comenzaron a ser parte de la plataforma, de tal modo que la audiencia fue prefiriendo ver el contenido "on-demand" dejando atrás la TV tradicional. Ahora es la producción de contenido original de Netflix la que ha sido un factor determinante en su éxito.

Hulu

Es una compañía de video on-demand fundada en el 2007, sólo ofrece servicios en Estados Unidos, donde cuenta con más de 12 millones de suscriptores.

Amazon Video

Una de las tiendas electrónicas más exitosas de la historia, también decidió aventurarse en el negocio del streaming y sus resultados han sido bastante satisfactorios. Al igual que Netflix, su contenido original ha sido reconocido por la crítica especializada.

Crackle

Propiedad de Sony Pictures Entertainment, la empresa fundada el 2004 —y re bautizada como Crackle en 2007— también ha gozado de la aceptación de los usuarios al ofrecer servicios de gran calidad, renovando su oferta semanalmente y disponiendo de más de 150 películas en cartelera.

A nivel regional, compañías como Claro Video, Blim, VeraTV, Movistar Play, Cinépolis Klic, Mubi y Qubit están conquistando al público de países como Chile, Colombia, Brasil, México, Uruguay, Paraguay, entre otros. Cada una busca un espacio en el mundo de la televisión vía Internet y lo están consiguiendo paulatinamente.

En general, existen tres tipos de servicios over the top según su modelo de negocios:

  • Por suscripción (Spotify, Netflix, Amazon Prime Video y Hulu).

  • Gratuitos, pero con publicidad (Crackle y la versión básica de Hulu).

  • On demand (iTunes, Vimeo On Demand y Amazon Instant Video).

Como mencionamos anteriormente, las plataformas vistas hasta ahora corresponden a servicios OTT de video o música. Sin embargo, hay muchas otras, como Skype o Facetime para videollamadas, Whatsapp o Facebook Messenger para mensajería, e incluso Xbox360 y PS4 para gaming. Así, cualquier tipo de servicio que estés recibiendo por Internet -que no sea suministrado directamente por el proveedor- es un OTT.

Calidad de los servicios OTT de video

La mayoría de estas compañías ofrecen planes cuyo costo varía en función del número de dispositivos en los que se pueda visualizar el contenido de forma simultánea y de la calidad de la imagen disponible, puede ir desde 480p o definición estándar (SD), pasando por 720p (HD) y 1800p (Full HD), hasta 4K (Ultra HD) dependiendo de la suscripción o la velocidad de Internet contratada por el usuario.

Además, cabe señalar que la mayoría del contenido es presentado en formato widescreen (16:9), perfecto para ser visualizado en cualquier dispositivo de pantalla ancha, como una Smart TV, HDTV o en el monitor de un computador de escritorio. Sin embargo, ocasionalmente existirán contenidos en “full screen” (4:3) que presentarán un par de barras negras a los costados de la imagen, algo absolutamente normal en producciones antiguas, como el clásico Casablanca y todas las películas de Charles Chaplin.

TV tradicional vs. servicios OTT

La televisión tradicional —dentro de la que se incluyen las señales de TV abierta, sistemas de cable y de satélite— está perdiendo la batalla frente al streaming. Se estima que en la próxima década habrá una baja del 1,5% en estos servicios, evidencia del lento —pero seguro— retroceso de la televisión "a la antigua".

En cuanto a los pronósticos para los servicios over the top, es evidente que estas plataformas cada día ganan más adeptos. De hecho, se estima que los ingresos de estas compañías podrían alcanzar unos 65.000 millones de dólares para el año 2021.

Las empresas OTT han conquistado el gusto del consumidor gracias a su tecnología de vanguardia y a la producción de contenido original de algunas de estas organizaciones. Definitivamente, las compañías de TV tradicional tendrán que adaptarse a los nuevos tiempos para subsistir, multiplicando las opciones de entretenimiento para el consumidor. De lo contrario, podrían “irse a negro” antes de lo pensado.

www.isbel.com.uy

#telcos #ott #overthetop #streaming #ondemand

© Isbel 2020.